Portada Pampariyutsi

PAMPARIYUTSI

¡Gracias!

¡’Ukari teputaayuakari te’utiniutɨ! ta ‘ukitsiema wa hamatɨa tepute’uximayaka, taame ‘ukari tsiere tepaniukani ta kiekaritsiemieme ‘aixɨ temutekutenikɨ ‘ukari, ‘ukitsi teyunaitɨ.

¡A comenzar a trabajar! y participar en conjunto con las autoridades para presentar un proyecto que nos beneficie a todas es también una estrategia para lograrlo.



¡Gracias y felicidades mujer empoderada!



Glosario

I.

Los derechos humanos son inherentes a la persona, reconocidos en la Declaración Universal de los Derechos Humanos de 1948, y en nuestra Constitución Mexicana, sea hombre o mujer, sin importar la edad, color, sexo, religión, posición económica o cualquier otra condición u opinión política; deben ser reconocidos y garantizados por el Estado. Las mujeres nacen libres en dignidad y derechos, entre los que se puede señalar: el derecho a la vida, a un nombre, el acceso a la salud, a la educación, al respeto, a la paz, a no ser maltratada física ni psicológicamente. Estos derechos deben ser respetados y la ley los protege (Menacho,2005).

Es un derecho fundamental planteado en la Carta Internacional de los Derechos Humanos en virtud de que no se permite hacer distinción alguna por motivos de procedencia étnica, sexo, idioma, religión, opiniones políticas, origen social o posición económica.
Los derechos políticos de las mujeres incluyen el derecho a votar y ser elegida, a participar en la dirección de asuntos públicos, el derecho a tener acceso a la función pública, entre otros (INMUJERES, 2007).

El derecho de las y los ciudadanos a recibir, por parte de las instituciones del Estado, igual respeto, trato y protección de los derechos y garantías consagrados en la Constitución y en las leyes secundarias; así como, en las disposiciones incluidas en las Convenciones y Tratados Internacionales ratificados por el Estado mexicano.

La igualdad de género parte del reconocimiento de que históricamente las mujeres han sido discriminadas y es necesario llevar a cabo acciones que eliminen la desigualdad histórica y acorten las brechas entre mujeres y hombres de manera que se sienten las bases para una efectiva igualdad de género, tomando en cuenta que la desigualdad que de facto padecen las mujeres puede agravarse en función de la edad, la raza, la pertenencia étnica, la orientación sexual, el nivel socioeconómico, entre otros (ONU Mujeres, 2015).

Supone la modificación de las circunstancias que impiden a las personas ejercer plenamente sus derechos y tener acceso a oportunidades de desarrollo mediante medidas estructurales, legales o de política pública (ONU Mujeres, 2015).

Es el contacto e intercambio entre culturas en condiciones de igualdad. No sólo en términos étnicos sino a partir de la relación, comunicación y aprendizaje permanentes entre personas, grupos, conocimientos, valores, tradiciones, lógicas y racionalidades-distintas, orientados a generar, construir y propiciar un respeto mutuo, y un desarrollo pleno de las capacidades de los individuos y colectivos, por encima de sus diferencias culturales y sociales (Biblioteca Virtual de Pueblos Indígenas, Bolivia).

Es una herramienta para el análisis, y la elaboración de políticas, que aborda múltiples discriminaciones y nos ayuda a entender la manera en que conjuntos diferentes de identidades influyen sobre el acceso que se pueda tener a derechos y oportunidades.
Es una herramienta analítica para estudiar, entender y responder a las maneras en que el género se cruza con otras identidades y cómo estos cruces contribuyen a experiencias únicas de opresión o privilegio (Asociación para los Derechos de la Mujer y el Desarrollo, 2004).




II.

La identidad designa aquello que es propio de un individuo o grupo y lo singulariza. Las expresiones de la identidad varían en función de las referencias étnicas, culturales, profesionales, religiosas, geográficas y lingüísticas entre otras. El concepto de identidad permite establecer las relaciones entre el individuo y su entorno.

Conjunto de ideas, creencias y atribuciones sociales y políticas construidas en cada cultura y momento histórico que toma como base la diferencia sexual; a partir de ello se construyen los conceptos de “masculinidad” y feminidad”, los cuales establecen normas y patrones de comportamiento, funciones, oportunidades, valoraciones y relaciones entre mujeres y hombres (Norma Mexicana,2015).

Herramienta conceptual que busca mostrar que las diferencias entre mujeres y hombres se dan no sólo por su determinación biológica, sino también por las diferencias culturales asignadas a los seres humanos y permite entender que la vida de mujeres y hombres puede modificarse en la medida en que no está “naturalmente” determinada.

Todo acto violento contra las mujeres y que ocasiona como resultado sufrimiento y/o daño físico, psicológico o sexual, ya sea en la vida pública o en el ámbito privado. En esta clase se encuentran también las amenazas sobre tales actos, la coacción y la privación de la libertad, así como cualquier acción hacia la víctima sin su consentimiento que vaya en detrimento de su dignidad (INMUJERES, 2007)

Es un referente fundamental para la comprensión de la violencia de género. Se refiere a la interacción de los factores personales, socioculturales y situacionales que se combinan para perpetuar la relación de poder-subordinación (INMUJERES, 2007).




III.

Conjunto de creencias o imágenes mentales muy simplificadas bajo un modelo de conducta social basado en opiniones preconcebidas, que adjudican valores y conductas a las personas en función de su grupo de pertenencia (sexo, raza, edad, etnia, salud, etc.). Sólo pueden ser desmontadas mediante la sensibilización, la reflexión y sobre todo la educación.

Es una “barrera invisible” con la que se encuentran las mujeres en un momento determinado de su desarrollo profesional, que les impide el acceso a cargos de mayor responsabilidad. Hace referencia a las dificultades que a menudo encuentran las mujeres, para desarrollar plenamente sus capacidades, dificultades vinculadas a estereotipos y prejuicios acerca de sus roles (Proyecto EQUAL, 2007).

Hermandad entre mujeres. Solidaridad entre ellas bajo la lógica de que han sufrido la misma clase de discriminación y maltrato, por lo que supone aliarse para combatir esa situación, partiendo de lo que tienen en común.

Designa tanto la capacidad de los individuos como de los pueblos de gobernarse o determinarse a sí mismos; en ella se incluye la no dependencia y la libertad para generar normas o criterios internos de decisión y actuación (INMUJERES, 2007).

Capacidad para percibir que la experiencia de vida, las expectativas y las necesidades de mujeres y hombres son distintas, así como reconocer la existencia de desigualdades de género que deben ser corregidas por gobierno y sociedad.

Son las medidas especiales, específicas y de carácter temporal, a favor de personas o grupos en situación de discriminación, cuyo objetivo es corregir situaciones patentes de desigualdad en el disfrute o ejercicio de derechos y libertades, aplicables mientras subsistan dichas situaciones (Cámara de Diputados, 2018).




IV.

Es la división del trabajo remunerado y no remunerado entre hombres y mujeres respectivamente, tanto en la vida privada como en la pública, en función de los roles de género tradicionalmente asignados. Este reparto tradicional de las tareas ha producido aprendizajes diferentes para hombres y mujeres, que se valoran de manera desigual dentro de la sociedad (Proyecto EQUAL, 2007).

Se refiere a aquellas actividades humanas que producen bienes o servicios a cambio de un valor monetario; por tanto, generan ingresos.

El desempeñado generalmente en el ámbito doméstico, no retribuido, cuyo objetivo es garantizar el bienestar físico y psíquico de los miembros del grupo familiar. Comprende las tareas de cuidado del entorno y de las personas, incluidas las personas dependientes.

El trabajo de la mujer es invisible porque sus actividades reproductivas (que requieren de tiempo y esfuerzo) no se valorizan monetariamente. Se invisibiliza también el trabajo de mujer cuando no se reconoce su participación y su aporte a la generación de ingresos, las actividades productivas o en actividades comunitarias, por ejemplo, en el caso de los trabajadores familiares no remuneradas o de las campesinas o indígenas que contribuyen al desarrollo comunitario.

Son aquellos que buscan lograr un cambio en la posición o estatus social en la división sexual del trabajo y en las relaciones entre los géneros, así como facilitar a las mujeres su acceso a las oportunidades de empleo, capacitación, tenencia de la tierra y toma de decisiones. Están relacionadas con su posición de desventaja en la sociedad, son de largo plazo y consisten en igualar posición de hombres y mujeres en la sociedad (Menacho, 2005).




V.

Es una habilidad social que consiste en conocer los propios derechos y defenderlos, respetando a los demás; tiene como premisa fundamental que toda persona posee derechos básicos.
Aprender a ser asertivas significa desarrollar habilidades que nos permitan ser personas: claras, directas, seguras, empáticas, respetuosas, honestas, hacer sentir valiosas a las demás personas.

El liderazgo es un conjunto de habilidades que sirven para influenciar en la manera de pensar o de actuar de otras personas. El liderazgo transformador aumenta la motivación, la moral, y el desempeño de las personas; logra conectar el sentido de identidad y de sí misma de la persona, con el proyecto y la identidad colectiva del grupo, la comunidad o la organización (ONU, 2016)

Diferenciales en el acceso y control de recursos, participación, servicios, oportunidades y beneficios del desarrollo entre mujeres y hombres. El análisis de las brechas de género permite ver el alcance de las desigualdades en todos los ámbitos.

Son aquellas necesidades identificadas por las mujeres a partir de sus roles socialmente definidos como una respuesta a las condiciones materiales inmediatas que se comparten con la familia y se dirigen a modificar la situación o calidad de vida en un contexto específico y en relación a su rol reproductivo (acceso al agua, servicios sanitarios, educación, salud, vivienda, etc.); son de corto plazo y su satisfacción no altera los roles y las relaciones tradicionales entre hombres y mujeres. No modifican su posición (estatus) en la sociedad.
Se refiere a las necesidades derivadas de las condiciones materiales de vida de hombres y mujeres en la comunidad (Menacho, 2005).

Son aquellos que buscan lograr un cambio en la posición o estatus social en la división sexual del trabajo y en las relaciones entre los géneros, así como facilitar a las mujeres su acceso a las oportunidades de empleo, capacitación, tenencia de la tierra y toma de decisiones. Están relacionadas con su posición de desventaja en la sociedad, son de largo plazo y consisten en igualar posición de hombres y mujeres en la sociedad (Menacho, 2005).




VI.

Un proyecto es una propuesta ordenada de acciones que pretende encontrar solución de un problema; considerando las limitaciones técnicas, sociales, económicas y políticas en las cuales el proyecto se desenvolverá.

Conjunto de objetivos globales que en 2015 la ONU aprobó con la Agenda 2030 sobre el Desarrollo Sostenible, para que los países y sus sociedades emprendieran un nuevo camino para mejorar la vida de todos, sin dejar a nadie atrás. La Agenda cuenta con 17 Objetivos, cada uno con sus respectivas metas, que incluyen desde la eliminación de la pobreza hasta el combate al cambio climático, la educación, la igualdad de la mujer, la defensa del medio ambiente y el diseño de nuestras ciudades (ONU, 2015).

Es un plan que especifica una serie de pasos o de conceptos que tienen como fin el logro de un determinado objetivo.




VII.

Es el conjunto de derechos que tienen las personas como sujetos y los deberes que de ellos se derivan. Se refiere a derechos civiles, políticos y sociales. Es una construcción dinámica cuyos significados y alcances depende de la fuerza y la capacidad de los sujetos históricos para darle contenido.

Se refiere al protagonismo de hombres y mujeres mediante el acto voluntario, motivado por el interés y el deseo de hacer presencia, opinar, comentar, sugerir y tomar decisiones, en acciones y procesos que buscan favorecer las condiciones de vida.
Por este proceso hombres y mujeres pueden lograr una verdadera redistribución de oportunidades, que les permita tomar parte en las decisiones de su propio desarrollo, ya no como simples beneficiarios sino como protagonistas (Menacho,2005)

Significa que no puede haber democracia si se excluye a las mujeres que representan más de la mitad de la población. La exclusión de las mujeres, del contrato social obliga a replantearlo para transformar las actuales democracias que han privilegiado a la participación masculina, en democracias más representativas y legítimas.

Principio que garantiza la participación igualitaria de mujeres y hombres, en la cual las candidaturas y acceso a cargos públicos y de representación popular se distribuyen de manera igualitaria entre los géneros

Toman en cuenta las necesidades de mujeres y hombres y las relaciones que propician una redistribución más equitativa y democrática de responsabilidades y recursos. Estas políticas fomentan el desarrollo de habilidades de participación y favorecen la autogestión individual y comunitaria de proyectos. Al mismo tiempo, replantean la distribución de roles productivos y reproductivos para reorganizar la carga de trabajo de mujeres y hombres dentro y fuera del hogar. A su vez impulsan procesos que favorezcan el empoderamiento y la participación en la toma de decisiones (INMUJERES, 2007)

Proceso sistemático de integración de un nuevo valor en las rutinas del quehacer de una organización, dando por resultado la generación de prácticas y reglas sancionadas y mantenidas por la voluntad general de la sociedad, en función de ciertos principios como, por ejemplo, los derechos humanos y la igualdad de género.

Referencias

Programa nacional de impulso a la participación política de mujeres a través de organizaciones de sociedad civil 2021

“Este proyecto fue apoyado con recursos del Programa Nacional de impulso a la Participación Política de las Mujeres a través de Organizaciones de la Sociedad Civil 2021 y no podrá ser utilizado con fines de lucro o con fines de proselitismo partidista”

© 2022 Ukari mete´ uximayat+ | Construyendo Sororidad

Designed with Mobirise